martes, 14 de abril de 2009

Factores que depende la gravedad de una quemadura

a) Profundidad
a.1) Primer grado
Afectan a la epidermis, capa más superficial de la piel, siendo la lesión característica del eritema o enrojecimiento de la zona afectada debido al vaso dilatación capilar. El eritema se resuelve en 48 horas aproximadamente. Son dolorosas, la piel está intacta y algo inflamada. No existen ampollas.

a.2) Segundo grado

Dérmica superficial
Afectan a la epidermis y al tercio superior de la dermis. Se caracterizan porque el aumento de la permeabilidad vascular hace que el plasma extravasado levante la epidermis, formándose vesículas o flictenas. En caso de romperse, dejarán al descubierto la dermis, enrojecida, exudante y muy sensible. Curan espontáneamente por reepitelización.
La evolución dependerá de que exista o no infección sobreañadida. Son muy dolorosas.

Dérmica profunda
Afectan a la totalidad de la dermis. Su cicatrización es más lenta y difícil. Si no se hacen injertos, quedan cicatrices retraídas. La flictena tendrá el lecho más pálido y con exudado al estar comprometida la irrigación sanguínea. Son poco dolorosos, al haber sido destruida parte de las terminaciones nerviosas.

a.3) Tercer grado

Afectan a todas las capas de la piel (epidermis, dermis e hipodermis) e incluso pueden llegar a afectar a estructuras subyacentes (músculos, nervios, vasos sanguíneos, etc). Su aspecto irá desde escama blanca y seca hasta placa de color negruzco, donde se ven vasos sanguíneos trombosados. No son dolorosas, ya que se destruyen las terminaciones nerviosas nociceptivas (la zona afectada suele estar como anestesiada). Curan con cicatriz en el transcurso de meses.

b) Extensión: El peligro de muerte es directamente proporcional a la superficie quemada, por la gran pérdida de líquidos que conlleva. Su cuantificación es importante para establecer el pronóstico vital y el tratamiento general más conveniente. Para valorar la superficie corporal se expresa en porcentajes que calculamos mediante la “regla de los 9” o extensión de una quemadura de una forma rápida y precisa en situación de urgencia, la de Wallace.
c) Localización: Son más graves en cara, manos, pies, orificios nasales, y genitales
d) Riesgos de infección
e) Edad: las edades extremas (niños y ancianos) son factores de peor pronóstico. A mayor número de años, mayor profundidad y mayor tiempo de cicatrización y tratamiento.
f) Compromiso de la función respiratoria; inhalación de humos, hollín o gases tóxicos (monóxido de carbono, cloruro de hidrógeno, dióxido de azufre, etc.)

Fuente: Material didáctico Primeros Auxilios Junta de Andalucía

1 comentario: